Argos VCU de Google
Argos VCU de Google

YouTube ya no utilizará procesadores Intel en sus servidores

Google diseña los nuevos procesadores Argos VCU para los servidores de YouTube.

Google diseña los nuevos procesadores Argos VCU para los servidores de YouTube.

Intel es una de las compañías pioneras en el desarrollo de procesadores para ordenadores tradicionales como para servidores con gran potencia. Junto a AMD han logrado en su momento dominar casi en su totalidad el sector, sin embargo, a día de hoy muchos de sus socios están introduciendo sus propios procesadores a sus servidores.

Apple y Google han sido de los socios que han abandonado las filas de Intel, pero Google ha ido un poco más allá. Recientemente se ha descubierto que el buscador ha desarrollado un nuevo chip llamado Argos VCU, el cual se implementará en los servidores de YouTube, los cuales basarán su rendimiento basado en el funcionamiento de la plataforma de video online.

Nuevos procesadores Argos VCU de Google
Nuevos procesadores Argos VCU de Google

Google introduce sus propios procesadores a los servidores de YouTube

Desde hace mucho tiempo, Google ha utilizado los procesadores de Intel en los servidores de YouTube, sin embargo, este tipo de chip no era lo que buscaba el buscador, por lo que tomo la decisión de crear sus propios procesadores especializados en la transmisión de videos.

Los nuevos SoC Argos ya están implementados en algunos de los servidores de YouTube, y una de sus principales características es que cuando un usuario suba un nuevo video, este se convierta al momento en varios formatos y resoluciones, función que es realmente necesaria en el mar de videos que podemos encontrar en la plataforma.

Por el momento, estos nuevos procesadores no sustituirán todos los CPUs de Intel, ya que en algunos servidores son esenciales para ejecutar su sistema operativo y gestionar la conectividad.

Por último, Google ha confirmado que estos nuevos SoC ofrecerán entre un 7 y un 33% más rendimiento en comparación con los CPUs de Intel, ya que trabajarán en tareas especificas demandadas por el usuario, tal y como se fueran una tarjeta grafica.