Windows 11 24H2: Cambios Importantes en los Requisitos de Instalación
Windows 11 24H2

Windows 11 24H2: Cambios Importantes en los Requisitos de Instalación

Microsoft cambia los requisitos de instalación de Windows 11 23H2.

Microsoft cambia los requisitos de instalación de Windows 11 23H2.

Microsoft está realizando ajustes en los requisitos mínimos de hardware para Windows 11 en las próximas actualizaciones. Usuarios han reportado cambios en las primeras versiones preliminares de Windows 11 24H2, pero aún no hay confirmación oficial.

Recientemente, se han descubierto cambios en la lista negra de procesadores más antiguos para la instalación de Windows 11. Los requisitos de hardware ya no pueden ser engañados tan fácilmente como antes, según reportes de usuarios en el canal Canary.

Windows 11 24H2: Cambios Importantes en los Requisitos de Instalación
Windows 11 24H2: Cambios Importantes en los Requisitos de Instalación

Requisitos de Hardware de Windows 11 24H2

Al parecer, los procesadores Intel Core 2 Duo T6500 y AMD Turion II P650 han sido afectados. Intentar instalar la versión preliminar con estas CPUs resultará en mensajes de error o la falta de actualización.

El cambio en los requisitos de hardware parece estar relacionado con el cambio de la rama de desarrollo de Windows 11, de «Zinc» a «Gallium,» con el número de compilación 25905.

Sin embargo, Microsoft no ha comentado oficialmente sobre estos cambios en los requisitos de hardware. Se espera que la compañía refuerce la limitación para garantizar un mejor rendimiento y seguridad en Windows 11.

Aumento de Exigencias para un Rendimiento Óptimo

Vía Deskmodder ha señalado que tanto el Intel Core 2 Duo T6500 como el AMD Turion II P650 funcionaban sin problemas en versiones anteriores de Windows 11. Sin embargo, con el cambio a la nueva rama de desarrollo «Gallium,» estos procesadores ahora se encuentran en la lista negra para su instalación.

Aunque Microsoft aún no ha hecho comentarios oficiales al respecto, es lógico que la compañía esté buscando mejorar el rendimiento y la estabilidad de su sistema operativo. Al bloquear la instalación en procesadores más antiguos que puedan no cumplir con los requisitos necesarios, Microsoft puede garantizar que los usuarios tengan una experiencia más fluida y segura con Windows 11.

Este enfoque también evita la aparición de problemas técnicos o incompatibilidades que puedan surgir al ejecutar Windows 11 en hardware más antiguo. Si bien algunos usuarios pueden sentirse decepcionados por no poder utilizar Windows 11 en sus dispositivos actuales, la decisión busca fomentar el uso de hardware más moderno y eficiente.

En última instancia, esto puede llevar a un sistema operativo más optimizado y preparado para el futuro, permitiendo que los usuarios aprovechen al máximo las nuevas funciones y mejoras que Windows 11 tiene para ofrecer.

Aunque es comprensible que algunos puedan extrañar la posibilidad de ejecutar Windows 11 en hardware más antiguo, la decisión de Microsoft podría resultar en una experiencia general más satisfactoria para la mayoría de los usuarios.

Para aquellos que aún posean hardware que no cumpla con los requisitos de Windows 11, Microsoft sigue ofreciendo soporte para Windows 10, lo que asegura que los usuarios puedan seguir utilizando su sistema operativo de manera confiable y segura.

Sin embargo, aquellos que busquen experimentar las últimas novedades y mejoras de Windows 11 deberán considerar actualizar su hardware para disfrutar de una experiencia óptima y de vanguardia.

No te vayas, te recomendamos: