Cambio del Galaxy S21 al Pixel 6
Cambio del Galaxy S21 al Pixel 6

Te cuento mi experiencia luego de cambiar el Samsung Galaxy S21 por un Google Pixel 6

¡Este artículo no es patrocinado, simplemente es una opinión personal!
¡Este artículo no es patrocinado, simplemente es una opinión personal!

Antes que nada, este artículo está basado en mi experiencia personal y no significa que todos piensen igual o hayan tenido la misma experiencia.

A mediados de 2021 decidí apostar por el nuevo Samsung Galaxy S21, un dispositivo que en su momento contaba con las especificaciones técnicas top del mercado, sin embargo, había algo que todavía no terminaba de convencerme. En mi caso, tenía la versión 5G y contaban con un procesador Exynos 2100, 8 GB de memoria RAM + 256 GB de almacenamiento interno, y por último lo más importante, la cámara, cuenta con un total de 3 sensores de 12Mp + 64 Mp que sin lugar a duda es una de las mejores.

Hasta aquí todo bien, pero en algunos apartado del dispositivo no estaba del todo contento, lo primero, la poca recepción de la señal en algunos lugares, esto nunca me pasaba con el Pixel 3 que tuve hace unos años. Otro punto que no terminaba de convencerme es su capa de personalización, Samsung ha cargado demasiado su software con las nuevas novedades con las que cuenta Android 12, ya que en algunas ocasiones, mi dispositivo se lagea de vez en cuando.

Cambio del Galaxy S21 al Pixel 6
Cambio del Galaxy S21 al Pixel 6

El cambio al Pixel 6 pudo haber sido por el software

Sin embargo, hay que destacar que Samsung es una de las compañías que cuenta con las mejores políticas de actualización del mercado, cada mes, religiosamente recibía las actualizaciones de seguridad y mejoras del software en general. Cuando mi Galaxy S21 se actualizaba, todo marchaba de maravilla, pero luego de unos días, volvía a presentar pequeños lag cuando accedía de forma rápida a las aplicaciones, esto se podría deber a la carga en la memoria cache.

Tal es por eso que decidí cambiar mi Galaxy S21 por un Google Pixel 6, y la decisión nunca ha estado más acertada. Este nuevo dispositivo lo llevo utilizando un par de semanas y la verdad es que es increíble, tanto en hardware como en software.

El Google Pixel 6 cuenta con un pantalla de 0.2″ más grande que la que viene en el Galaxy S21, además cuenta con el nuevo procesador exclusivo de Google, el Tensor que hasta el momento se ha desempeñado a la perfección. A este procesador lo acompañan 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento de tipo UFS 3.1 por lo que la fluidez es notable en todo momento.

Como ya todos saben, los teléfonos de Google hacen uso de Android puro, es decir, no tiene capas de personalización, eso es lo que probablemente me ha convencido, ya que el dispositivo no ejecuta doble trabajo al cargar el sistema operativo. Además, la optimización realizada en el Google Pixel 6 es realmente increíble, la carga de la batería me puede durar casi todo el día, haciendo uso del dispositivo.

Sin embargo, en el apartado fotográfico, Google tiene que mejorar la cámara de su teléfono, ya que la del Galaxy S21 no la ha podido superar. Las fotos en lugares de poca luz, las fotos realizadas con el Pixel 6 no tienen comparación con las realizadas con las del Galaxy S21, por que sin lugar a duda, Samsung ha hecho un mejor trabajo.

Por lo tanto, en cuanto a apartado fotográfico,  me hubiese gustado tener la calidad de cámara del Galaxy S21 en el Pixel 6. Este dispositivo cuenta con un doble sensor de 50Mp y una cámara frontal de 8Mp.

En conclusión, sino fuera por la cámara, el Pixel 6 pudiera ser el mejor dispositivo del mercado, pero como suele suceder siempre, no hay un teléfono completamente perfecto.

Si optas por comprarte el Google Pixel 6, en nuestro blog iras encontrando funciones y trucos con los que puedes mejorar su rendimiento, así que pendiente a nuestras publicaciones.

¿Tú cual elegirías? Déjanos saber en los comentarios cuál de estos dispositivos te gusta más. 

¡No te pierdas!